OVB: cómo empezar si no tiene dinero para invertir

OVB
OVB: el reto del ahorro de las 52 semanas
12 August, 2016
OVB
OVB: la diferencia entre lo que gana y lo que gasta
12 August, 2016
Mostrar todo

OVB: cómo empezar si no tiene dinero para invertir

OVB

No tener dinero para invertir es quizás uno de los mitos más arriesgados de nuestra cultura. Y es que es algo lógico, pues la mayoría de las personas viven muy apretados, con ingresos muy limitados que tienen que estirar para poder llegar a fin de mes.

Sin embargo, si tiene dinero para comprar chicles o tomarse una cerveza al salir del trabajo, tiene dinero para invertir. Siempre podemos encontrar en el bolsillo 5, 10 o 20 euros al mes, cantidad más que suficiente para empezar.

Como ya comentábamos en nuestro post “OVB: la diferencia entre lo que gana y lo que gasta”, la regla fundamental de las finanzas personales para empezar a construir su patrimonio es gastar menos de lo que gana.

Pero como sabemos que esto no es tarea fácil, como asesores financieros que trabajan para OVB le damos una serie de consejos para que pueda hacer un plan de ahorro a largo plazo que no solo le permitirá ahorrar, si no también tener dinero para invertir.

Consejos OVB para hacer un plan de ahorro a largo plazo si no tiene dinero para invertir

Muchas personas son capaces de ahorrar al menos 100 euros al mes. A partir de esa cantidad, puede crear un plan de ahorro e inversión a largo plazo que le permitirá ir formando un patrimonio.

Puede optar por la modalidad de lo conocido como ahorro recurrente, que le permitirá ahorrar de manera automática la cantidad mensual que usted desee y con la periodicidad que establezca. Al darle a su banco la instrucción, este tomará de su cuenta la cantidad que usted haya definido de manera quincenal o mensual, y la introducirá en otra cuenta que usted haya establecido previamente.

Sin embargo, si quiere ahorrar a largo plazo, puede abrirse un plan de pensiones en el que podrá depositar la cantidad que usted establezca mensualmente y la cual le irá generando unos intereses, mayores o menores, en función de la bolsa. Esto es un excelente alternativa, no solo para empezar, sino también para invertir de manera recurrente en un horizonte muy a largo plazo.

O bien, en caso de que su capacidad de ahorro se lo permita, puede combinar ambas alternativas para construir un portafolio de inversión con una asignación de activos bien definida.

Por lo tanto, no tener dinero para invertir ya no es un pretexto. Desde OVB le animamos que se ponga manos a la obra para empezar a crear ya su patrimonio.

         

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *